Trámites y servicios Para personas físicas

El Cumplimiento del Ciclo del Contribuyente

Asesórate y conoce para cumplir a tiempo y correctamente.
 
Ya iniciaste tu actividad laboral y estás inscrito, cumple con el ciclo del contribuyente.
 
El ciclo del contribuyente inicia con tu Inscripción al Registro Federal de Contribuyentes (RFC).

Paso 1. Inscríbete.
Consiste en el registro de datos que permitan tu identificación (nombre y fecha de nacimiento), localización (domicilio) y tu actividad económica.
Paso 2. Comprueba.
Como asalariado o como profesionista independiente. Percibes ingresos y para demostrarlo se utilizan los comprobantes fiscales (recibos de nómina o de honorarios). El registro de tus ingresos te permite calcular el impuesto que deberás pagar. El SAT te ofrece un servicio gratuito de comprobación fiscal.
Paso 3. Registra.
Al ser contribuyente tienes la obligación de llevar y guardar un registro de las operaciones relacionadas con tu actividad. Tus comprobantes, te sirven para llevar un control de gastos e ingresos, estos se determinarán los impuestos que deberás pagar.
El SAT te ofrece una herramienta en línea denominada “Mis Cuentas”. Su uso es obligatorio para los contribuyentes inscritos en el Régimen de Incorporación Fiscal; para los demás regímenes su uso es opcional.
Paso 4. Obligaciones Fiscales
El régimen fiscal al que te hayas inscrito determinará tus obligaciones, es decir, lo que tienes que declarar al SAT, así como la periodicidad (declaraciones anuales, provisionales, definitivas e informativas) y otras obligaciones particulares.
Paso 5. Actualízate.
Mantén actualizados tus datos de registro y actividad ante el SAT. Un cambio de domicilio, la suspensión temporal o permanente de actividades o bien el cambio de una actividad (de empleado a arrendador) debes informarla al SAT mediante un servicio sencillo dentro del portal. En la sección de “Actualización” donde podrás dar tus “avisos”.

El buzón tributario es un servicio de comunicación en línea, disponible en nuestra sección de Trámites, para intercambiar documentos digitales con el SAT de forma ágil, oportuna, confiable, sencilla, cómoda y segura.

Atendiendo estos pasos, podrás considerarte un contribuyente cumplido.